Últimas noticias sobre energías
Inicio » Nuevos combustibles » Los lubricantes industriales y su trabajo insustituible

Los lubricantes industriales y su trabajo insustituible

lubricantes-imagen1

Los lubricantes industriales y su trabajo insustituible

Las industrias químicas fabrican todo tipo de compuestos, líquidos y sustancias que nos ayudan a vivir la vida diaria de una manera más tranquila y sencilla; mientras hay algunos que casi no usamos, otros nos ayudan desde el momento que encendemos nuestros coches para ir a trabajar. Los lubricantes industriales cuentan con una amplia gama que nos da de donde escoger para ayudarle a nuestra maquinaria a funcionar mejor y durante más tiempo.

Muy dentro del mundo industrial podemos encontrar diferentes tipos de lubricantes industriales que sin tener que saber mucho de mecánica, podemos elegir el que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Hablemos un poco de los tipos de lubricantes que existen dentro de la industria.

  • Lubricantes sólidos. Los lubricantes sólidos son mucho más viscosos que los líquidos, es por esto que se utilizan en condiciones más severas de trabajo; por ejemplo, cuando nos vemos ante una fricción mixta.
  • Pastas. Estos lubricantes se usan en rodamientos muy lentos como el balanceo y el deslizamiento; deben mantener su viscosidad por el mayor tiempo posible y deben tener buena resistencia a los climas húmedos y lavado con agua. Se pueden utilizar en temperaturas de hasta 300 grados centígrados. Se utilizan en cargas extremas.
  • Las grasas. Las grasas son los guerreros de los lubricantes pues se pueden utilizar en todo tipo de terrenos y aplicaciones, aunque son utilizadas principalmente en la industria. Pueden cubrir altos rangos de temperatura, velocidad y carga y se pueden usar en terrenos polvosos, secos, húmedos y corrosivos sin comprometer su desempeño.
  • Revestimiento. Los revestimientos son especialistas y se usan principalmente en terrenos limpios y de la mano con consumo de lubricantes económicos; tienen otras ventajas como la resistencia al vacío, a la radiación y cubren un buen rango de temperaturas; generalmente de los -200 hasta los 650 grados Centígrados.

Para conocer el lubricante indicado, debemos conocer nuestra máquina pues la función de dichos aditivos es formar una película ya sea delicada o gruesa entre los componentes de la máquina que va a estar en movimiento; de esta manera evitamos el desgaste extremo de las mismas piezas por la constante fricción entre ellas.

No todas las máquinas tienen el mismo grado de fricción ni el mismo grado de uso; existen aceites lubricantes llamados multigrado cuya función es rendir bajo diferentes circunstancias ofreciendo protección óptima para un buen desempeño. Es muy importante mantenernos al día con las condiciones en las que funcionan las maquinarias que operamos, así como el estado de los lubricantes que les aplicamos para evitar desgaste extremo. 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Al continuar con su navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies. Más información >