Últimas noticias sobre energías
Inicio » Consumo Responsable » Las subvenciones que escapan

Las subvenciones que escapan

En España no suele haber mucho orden ni concierto cuando se trata de pensar en [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE], y evidentemente así es como después pasa lo que pasa. Un buen ejemplo de cómo hacemos las cosas por aquí lo tenemos en la educación, donde solíamos invertir millones y millones en becas, para generar profesionales altamente cualificados que, posteriormente, iban directos a trabajar a otras naciones que saben valorar lo que nosotros podemos ofrecer.

¿Qué ha pasado para generar tanto problema? Pues, básicamente, la falta de control sobre las partidas presupuestarias que se destinan a los vehículos ecológicos, que permiten aprovecharse (y mucho) de un vacío legal para hacer negocio. Así, lo que han hecho ya algunos demasiado avispados ha sido solicitar subvenciones para comprarse un coche eléctrico que, en nuestro país, resulta mucho más barato gracias al apoyo del Gobierno de España; posteriormente, se lo llevan al mercado extranjero, en Alemania o Francia, donde lo venden por un valor bastante superior, por supuesto beneficiándose de un buen pellizco que queda como margen de ganancia. Repetir hasta la saciedad, la ley española no establece otro límite que el de “hasta fin de existencias” o, lo que es lo mismo, hasta que el tesoro se quede sin un céntimo para el asunto.

Triste pero cierto, espero que vengan tiempos en los que el derroche de dinero sea cosa del pasado, y se apueste por políticas más razonables porque, sinceramente, creo que hace buena falta.

Foto: Lesum

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Al continuar con su navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies. Más información >