Últimas noticias sobre energías
Inicio » Consumo Responsable » En 2018, un 18% menos de consumo energético

En 2018, un 18% menos de consumo energético

Así de claro se perfila el futuro según datos que demuestran los últimos estudios de campo, según los cuales todo parece apuntar a que el gasto en electricidad de cada español se va a reducir de forma dramática en el curso hacia el año 2018. ¿Tiene algo que ver con la crisis? ¿Nos volveremos más tacaños? Nada que ver con eso, sino que las energías renovables tendrán la clave a lo largo de los dos primeros decenios de este siglo.

La cuestión consiste en que mediante un ritmo importante de inversión en el sector de las energías renovables, se pretende conseguir que el consumo de electricidad no baje, pero sí su coste, y debido a esa amortización, el consumo energético que haremos de compañías privadas, como por ejemplo Gas Natural Fenosa o similares, se reducirá espectacularmente. Ello quiere decir que las renovables aportarán gran parte de la energía necesaria para las prestaciones diarias, lo cual supone una importante noticia.

¿Dónde quedan ahora los agoreros que decían que la rentabilidad de las energías renovables era imposible? Porque parece bastante claro que se equivocaban, y ya va siendo hora de que se unan al colectivo de los que creemos que el desarrollo sostenible sólo será posible a través de la eficiencia energética, por ejemplo mejorando las infraestructuras en el tema de la construcción, y también contando con el medio ambiente a la hora de tomar cierto tipo de decisiones. Os dejo un vídeo relacionado con el tema:

Un comentario

  1. ZRunas renobables

    Este instituto asegura además que cada empleo de este tipo creado en España a través de subvenciones ha destruido un promedio de 2,2 puestos de trabajo, y amenaza con causar el mismo impacto en Estados Unidos.

    Estos datos proceden de un estudio sobre Efectos del Apoyo Público a las Energías Renovables sobre el Empleo, elaborado por la Universidad Rey Juan Carlos, en el que se asegura además que cada empleo en energía eólica tiene un coste de un millón de euros.

    El instituto dice que estas conclusiones muestran el “terrible coste laboral y económico que está provocando el modelo energético implantado en España, consistente en el desvío de enormes recursos públicos al fomento de las energías renovables”.

    Además, asegura que el dinero que se dedica a estas fuentes de generación “ha sido o será sufragado íntegramente por el bolsillo de los ciudadanos, ya sea mediante nuevas subidas en el precio de la luz o aumento de impuestos”.

    El “despilfarro de recursos” ha provocado la destrucción neta de 113.000 puestos de trabajo en la economía española, asegura, antes de advertir de que cada megavatio renovable subvencionado en España destruye un promedio de 5,39 empleos en el resto de la economía nacional.

    A estos empleos, señala, “deben sumarse aquellos empleos perdidos como consecuencia de las deslocalizaciones o cierres a que se han visto forzadas algunas industrias españolas intensivas en consumo de electricidad”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Al continuar con su navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies. Más información >