Últimas noticias sobre energías
Inicio » Consumo Responsable » Andalucía es adalid del biodiésel

Andalucía es adalid del biodiésel

La comunidad autónoma de Andalucía ha sido reconocida como una de las más avanzadas en cuanto a la implantación del combustible biodiésel, puesto que cuenta con una inmensa cantidad de estaciones de repostaje en las que se comercializa este tipo de materia prima, y además ha reducido espectacularmente la emisión de CO2 gracias a no utilizar combustibles fósiles, conretamente en 268.700 toneladas menos.

El dato, a priori, parece espectacular, pero lo que no se nos dice en esas cifras son las implicaciones que los combustibles biodiésel tienen por otro lado, y es que están causando un auténtico problema en sociedades menos desarrolladas, como Brasil o Colombia, ya que en dichos países la producción de plantas que ahora se destinan al biodiésel no deja de aumentar. ¿Y en qué afecta eso? Es sencillo; si los principales países que exportan la materia prima pasan a venderla en lugar de para alimentación u otras necesidades básicas para otros usos, sucede que se produce un desfase entre la oferta y la demanda de esos productos. Y cuando el precio de mercado de los productos básicos sube, nos afecta a todos, pero sobre todo a las sociedades menos desarrolladas, que aún por encima son las que no tienen culpa alguna del problema, ya que ni disponen de un coche para producir un ápice de CO2. ¿Es eso justo? Yo creo que no, y me parece que hay alternativas viables al problema.

Teniendo en cuenta que hay vehículos que ya funcionan con agua y, si se me apura mucho, digo simplemente coches de hidrógeno o eléctricos, no veo necesario saturar el mercado con combustibles biodiésel, porque me parece que las personas competentes en este tema no se enteran de que el futuro no está en ese mercado, sino en el hidrógeno, las energías renovables y los coches eléctricos.

Lo peor del asunto es que luego la gente crea que hace un bien universal al comprar este tipo de combustibles… efectivamente, le hacemos un favor al medio ambiente, pero a fuerza de oprimir a los más débiles. Creo que el desarrollo sostenible y el ecologismo están bien, pero dentro de un orden.

Foto: Biofuels

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Al continuar con su navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies. Más información >