Últimas noticias sobre energías

A menudo escuchamos hablar sobre los coches eléctricos, las cosas que pueden hacer y las que no, lo mucho que se los subvenciona pero… ¿son realmente una opción interesante a la hora de considerar comprarse un coche ecológico? ¿No utilizan acaso sistemas de hidrógeno, que los hacen ser bien parecidos a éstos, y por tanto no merecería la pena su utilización? Conozcamos algo más sobre ellos.

Los coches híbridos funcionan combinando un sistema “clásico” que sea a base de combustibles fósiles, pero además tiene siempre disponible algún otro que sea basado en energías limpias. Así, además de a gasolina, probablemente nuestro vehículo híbrido podría tener una batería de célula de hidrógeno, o tal vez incluso un sistema de hidrógeno propiamente dicho. Por supuesto, también los hay combinados con sistemas eléctricos, pero son claramente una minoría.

Entre las ventajas, y dependiendo del país, podremos encontrar desde la posibilidad de avanzar por carriles privilegiados y reservados a este tipo de automóviles, hasta importantes descuentos en los impuestos por disponer de un vehículo. Además, no se puede obviar el importantísimo factor que supone el ahorro de gasto que generan estos coches, ya que al apostar por la eficiencia energética, damos un paso adelante hacia la limitación de gastos. En definitiva, se trata de coches que aunque supongan un gasto mayor a corto plazo, con el paso del tiempo se vuelven mucho más que rentables, reportando grandes beneficios a sus dueños.

Foto: Chris

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Al continuar con su navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies. Más información >